Medición del nivel fiable en agua y aguas residuales

Sonda de inmersión de plástico con sensor de cerámica robusto

La sonda de inmersión de plástico LMK 808 de BD|SENSORS está diseñada para medir el nivel en agua y aguas residuales. El responsable es el núcleo de la sonda, un sensor de cerámica capacitivo extremadamente robusto que casi no requiere mantenimiento. BD|SENSORS ha trasladado la protección contra sobretensiones del cable a la cabeza separable de la sonda y, además, ha desarrollado una protección efectiva contra mordiscos, lo que proporciona una doble seguridad frente a los daños del cable. Con esto, la LMK 808 aúna precisión de medición y estabilidad a largo plazo con un esfuerzo de mantenimiento mínimo.

Las sondas de inmersión para registrar niveles continuamente deben ser fiables y duraderas. En este sentido, la sonda de inmersión de plástico LMK 808 de BD|SENSORS sienta nuevas bases con su sensor de cerámica capacitivo extremadamente resistente. La sonda, con un diámetro de 35 mm, está diseñada para presiones nominales de entre 0-1 mH2O y 0-100 mH2O. La precisión en el modelo estándar es del 0,35 % de FSO y, opcionalmente, puede ser del 0,25 % de FSO.

Cabeza despejada, larga esperanza de vida
Con el tiempo, los sedimentos (p. ej., algas o conchas) se pegan a las sondas de inmersión, lo que constituye una posible fuente de errores en la medición. La eliminación de estos sedimentos puede destruir fácilmente la frágil membrana del sensor de acero inoxidable. En este sentido, la LMK 808 gana puntos con su sensor capacitivo robusto de cerámica de alta pureza (99,9 % Al2O3), que es inmune a los sedimentos. La suciedad que se pueda acumular se elimina fácilmente sin dañar la membrana. El sensor de cerámica, combinado con la carcasa de plástico, hace que la sonda de inmersión sea resistente frente a elementos agresivos y abrasivos, y, con ello, casi indestructible.

Separación de la cabeza de la sonda y del cable: protección inteligente contra sobretensiones
Con las sondas de inmersión separables, BD|SENSORS desarrolló en la década de 1990 un concepto de éxito que estableció un estándar de ahorro de tiempo y dinero. También en la LMK 808, la cabeza de la sonda se puede separar del cable. Se puede desenroscar y reemplazar sin herramientas mientras se sigue utilizando el cable instalado, una ventaja decisiva en caso de tener que realizar reparaciones y un plus para el almacenamiento.
En general, las sondas de inmersión de BD|SENSORS cuentan con un sistema de protección contra sobretensiones en el cable, que desvía los relámpagos hasta cierta intensidad. No obstante, con relámpagos más potentes existe el peligro de que se dañen la cabeza de la sonda y el cable. La LMK 808 lleva integrado un sistema de protección contra sobretensiones mejorado directamente en la cabeza de la sonda, con el que se desvían intensidades de impulso de hasta 8 kA. En caso de que se produzca una avería a causa de un relámpago, solo se debe sustituir la cabeza de la sonda, ya que el cable permanece intacto.

Los roedores no tienen ninguna posibilidad
Ya estén instalados bajo tierra o en canalizaciones, los largos cables de las sondas a menudo son víctimas de los mordiscos de pequeños roedores, por lo que se debe proceder a su costosa sustitución. BD|SENSORS presenta ahora una solución resistente a los roedores: el revestimiento del cable, provisto de una malla de acero, ofrece una protección eficaz contra ratas y otros roedores, ahorrando así al cliente dinero y disgustos.

Con la LMK 808 saldrá a flote
La sonda de inmersión de plástico separable LMK 808, con sensor capacitivo de cerámica, hace que la supervisión del nivel en agua y aguas residuales sea más precisa, segura y rentable. Además, impresiona por su bajo mantenimiento, su fácil manejo y su alta resistencia.

SONDA DE INMERSIÓN LMK 808